15% DESCUENTO, CÓDIGO: SALE

Cuidados generales para tus joyas

  1. Ponte las joyas DESPUÉS de usar productos de estética. Evita en la medida de lo posible que entren en contacto con productos en spray, perfumes, cosméticos o cremas que puedan dejar residuos o crear abrasiones.
  2. No utilices productos de limpieza con tus joyas puestas. Igual que los cosméticos, los productos de limpieza tienen químicos que pueden dañar el brillo e integridad de los metales. El amoniaco, la tintura de yodo y el mercurio son tres sustancias especialmente peligrosas para algunos metales.
  3. Las joyas y el mar/las piscinas no hacen buena pareja. En verano, a todos nos encanta bañarnos en el mar o piscina, pero asegúrate de no llevar puestas tus joyas. La sal y el cloro pueden dañar de manera irreversible el color de los metales .
  4. Si vas a hacer deporte, deja tus joyas en casa. El sudor es ácido y puede dañar los metales. Además evitarás golpes que dañen o deformen la forma original de las joyas.
  5. Limpialas de la manera adecuada. Te recomendamos que tomes como hábito limpiarlas cada vez que las uses, simplemente pasando un trapo de algodón para eliminar huellas dactilares, grasas y polvo.
  6. Guárdalos separadas en tu joyero, tener tus joyas organizadas hará que permanezcan mucho más tiempo como recién compradas. Algunos consejos:

1. SEPARA POR METALES. Algunos metales son incompatibles y corroen a otros.

2. CADENAS. Para evitar que se enreden, guárdalas cerradas y envueltas (basta con un papel de seda o una bolsita)

3. PARA EVITAR LA OXIDACIÓN. Puedes meter en el joyero un sobre de bolitas anti-humedad para crear un ambiente lo menos corrosivo posible.